Nuestra

HISTORIA

La historia del chiringuito “Aquí Te Quiero Ver” empieza en el año 1977 cuando José Cortes pone la primera piedra o mas bien el primer cañizo.

El chiringuito se ha convertido hoy, 43 años más tarde, en una referencia entre españoles y extranjeros que han encontrado un sitio agradable, buena comida y la mejor playa de Marbella. En la actualidad, el restaurante está regentado por sus hijos Daniel, Encarni, María, Yolanda y Sergio. En 1998 Sergio asumió la dirección del negocio familiar, mientras Encarni supervisa la cocina y Daniel el restaurante. En este enlace les presentamos al resto de nuestro equipo.

Fundador

1977-1979

La historia del chiringuito “Aquí Te Quiero Ver” es la historia del esfuerzo y el tesón de José. Allá por el año 1977 comenzó su andadura sirviendo un riquísimo tomate picao, tortilla de patata casera y cerveza que guarda de noche en la arena de la playa.La improvisada sala de comidas del Merendero José (así se llamó Aquí Te Quiero Ver hasta el año 89) estaba compuesta por una mesa y cuatro sillas que no eran más que cajas de coca-cola, esto con su mujer, Emilia, que por aquel entonces le daba vergüenza trabajar en esas condiciones, pero la necesidad estaba por encima de todo, ya que además había que ir moviéndose de lugar constantemente para evitar sanciones por montar los sombrajos sin permiso alguno.

A partir de 1979 se emplaza el chiringuito en su ubicación definitiva. José iba temprano a comprar el pescado, lo preparaba, abría el chiringuito y servía a los clientes. Aquí te quiero ver ofrecía una riquísima comida con el aire tradicional de siempre. Los espetos se preparaba directamente sobre la arena de las dunas (actualmente se utiliza una barcas ya que las dunas se encuentran protegidas).

Tanto creció el negocio que su mujer, Emilia, comenzó a ayudarle en la cocina preparando además de los tomates y las tortillas, el pescaito frito… ¡todavía puede saborearse la comida de aquella época!

Los 80

En esta foto se puede ver a los fundadores de Aquí te quiero ver. No sólo se limitaban a servir comidas si no que inventaban divertidos shows que dejaba boquiabiertos a los extranjeros. Muchos clientes habituales todavía recuerdan mi padre tocaba una guitarra sin cuerdas cerca del Hotel Pinomar atrayendo a multitud de clientes. Los guateques que se organizaban eran famosos en la época y muchos clientes aún los recuerdan. Cuando cerraban todo era distinto, el chiringuito era el único sustento de la familia y había que ingeniárselas para que no robaran en plena noche. José, ideó  un muñeco a utilizando una cama y dos tubos soldados a modo de escopeta. Así nadie intentaba robarles las bebidas, que era lo único de valor que tenían. ¡Hay que aguzar el ingenio! Poco a poco se fue convirtiendo en un negocio familiar: las hijas mellizas del matrimonio, Encarnación y María del Mar alternaban la ayuda a sus padres con el colegio. Mientras tanto Antonio, el hermano menor por entonces, limpiaba la playa, cargaba las neveras y desempeñaba multitud de trabajos siendo un integrante imprescindible del chiringuito, en su juventud a estado prácticamente cuidado por los clientes extranjeros en parte por su discapacidad, aunque siempre ayudando activamente.

80_1
80_3
90_3
90_4

Los 90

Los años 90 fueron la época de los cambios en el chiringuito: hubo que tirar el antiguo merendero (con todo su encanto) y desde entonces ha evolucionado mucho. Desde aquellas mesas improvisadas con cajas de coca-cola hasta lo que es hoy. La clientela crecía y a la ayuda sin interrupciones de Antonio y Encarnación se unió temporalmente Yolanda.

En esta época, allá por el año 91, fue  cuando Sergio, el actual gerente comienzo a ayudar a sus padres y hermanos. Alternando el colegio con el trabajo comienzo a aprender los entresijos del negocio ayudado por la experiencia de mis hermanos mayores. Primero después del colegio, luego los fines de semana, los veranos y de forma continuada hasta hoy. Desde el principio me apasionó el negocio familiar y poco a poco fui adquiriendo más responsabilidades con apenas 16 años.

José poco a poco fue enseñándo todo lo que sabía y transmitiéndo su experiencia a su hijo Sergio, este además aprovechaba los inviernos, cuando el chiringuito estaba cerrado, para ampliar mis conocimientos en diversos trabajos relacionados con la hostelería así como Restaurantes de diferentes categorías, ferias etc… todo ello siempre pensando en volver a trabajar con la misma ilusión la siguiente temporada, implantando multitud de mejoras en todos los ámbitos. A partir de 1996, Daniel se empieza a incorporar también a la ayuda familiar junto a Encarnación y Sergio. Desde el año 95, Encarnación, mejorando en lo posible la cocina de Emilia, esta le había enseñado sin perder nada de tradición, Encarnación se hace jefa de cocina de Aquí te quiero ver.

2000 AL 2005

En 1994 Sergio, decide tomar las riendas del negocio familiar y continuar con el legado de sus nuestros padres, para ello cuenta siempre con la ayuda de su mujer Yolanda, que siempre estuvo velando por los interés del chiringuito como si de una hija mas se tratara desde 1995, y sus hermanas Encarnación, que siempre estuvo al pie del cañón,  como Jefa de cocina, María del Mar cocinera,  Daniel, ha traído nuevas mejoras en lo que a coctelería y bebidas expirituosas en general se refiere, pues es un apasionado de los cocteles, aperitivos, whiskys etc… y Yolanda que está mas enfocada al trato directo con clientes en la sala, Sergio lleva la gerencia del negocio en general.

Como se puede ver, la historia de Aquí te quiero ver es la historia de la pasión por el trabajo. El legado de Emilia y José ha sido vital para poder ofrecer la calidad en los platos que se pueden degustar en el chiringuito. Hoy más que nunca han sabido aunar pasión, calidad y cariño a un negocio netamente familiar.
En el año 2016 nos hemos aventurado en llevar otro proyecto acabo, se trata del chiringuito Rinconcito, en Costabella el cual dejamos el alquiler del mismo antes de la pandemia del covid 19 por otros motivos. Aprovechamos para agradecer a todas las personas que nos visitan cada vez que pueden, que para nosotros será siempre un honor servir. Un Abrazo a todos y ¡¡¡¡GRACIAS POR VENIR!!!!!

Aquitequierover_antiguas_35
00_2

Lo que la gente

OPINA DE NOSOTROS
2017 Aquí Te Quiero Ver. All Rights Reserved.